5 diferencias entre el cómic de Las escalofriantes aventuras de Sabrina y la serie

Todo sobre Las escalofriantes aventuras de Sabrina

¬ŅSab√≠as que la nueva serie de Sabrina se basa en un c√≥mic del mismo nombre? Lo cierto es que el c√≥mic de Las escalofriantes aventuras de Sabrina se diferencia bastante de la versi√≥n de Netflix que, aunque parezca mentira, es hasta una versi√≥n m√°s endulzada de la original.

El c√≥mic nos muestra una versi√≥n m√°s completa, oscura y gore de las aventuras de la bruja Sabrina… ¬°y es una buena forma de enterarse del origen sat√°nico de una de las brujas m√°s famosas!

Por esa razón, en este artículo os cuento unas cuantas cosas que saciarán vuestra curiosidad y os harán saber un poco más sobre la serie y el cómic de Las escalofriantes aventuras de Sabrina.

Eso sí, ¡cuidado porque este artículo está lleno de spoilers!

Salem sí habla

Una de las cosas que m√°s se echaron de menos en la primera parte de la versi√≥n de Netflix de Sabrina fue que Salem hablase. Y no es de extra√Īar, porque sin duda es de los personajes m√°s carism√°ticos en la vida de la bruja Spellman.

Muchas teor√≠as se barajaron sobre la raz√≥n para tomar esta decisi√≥n, incluso que Ambrose era el encargado de plasmar ese carisma que deber√≠a corresponder a uno de los gatos m√°s famosos de la televisi√≥n… pero nada m√°s lejos de la realidad.

Salem sí habla en el cómic de Sabrina

Lo cierto es que en el cómic Ambrose tambien existe, y Salem sigue siendo el familiar de Sabrina, ¡pero habla!

Hay que admitir que no tiene ese humor tan ácido como el de la serie de televisión, pero hará de conciencia de Sabrina para guiarla y que tome la decisión correcta.

El origen del nacimiento de Sabrina

Una de las cosas que más ha cambiado es el amor entre los padres de Sabrina. Mientras en la serie parece que el amor de sus padres es más puro, y Sabrina siempre se guía por eso, la verdad es mucho más oscura.

Porque lo cierto es que Edward Spellman es todo un capullo. Un capullo en toda regla que usa a la madre de Sabrina como un mero utensilio para cumplir los deseos de Sat√°n.

Adem√°s, ¬°los padres de Sabrina juegan un papel m√°s importante y no est√°n tan muertos como parece!

Madame Sat√°n

El origen de Madame Satán también es totalmente diferente, aunque quede claro que estamos ante uno de los demonios-bruja más poderosos que podemos encontrarnos.

Mientras que en la serie todo se resume a que Madame Sat√°n realmente es Lilith, en el c√≥mic de Las escalofriantes aventuras de Sabrina los motivos de Madame Sat√°n son mucho m√°s vengativos…

Porque realmente este personaje es la ex de Edward Spellman que vuelve de entre los muertos para vengarse de la familia que tanto da√Īo le caus√≥.

La relación de Sabrina y Harvey

El amor de Sabrina y Harvey tampoco es tan puro como parece. Mientras que en la serie todo parece un √≠dilico y puro romance adolescente, en el c√≥mic todo va por otros caminos…

Para empezar, Sabrina consigue que Harvey se fije en él gracias a un conjuro, por lo que podemos dudar abiertamente de cuánto se fijaría en ella si no hubiese sacado su lado más brujo.

Adem√°s, Harvey no es el ni√Īo tan agradable ni el novio perfecto que pens√°bamos. Harvey es un chico de quince a√Īos con las hormonas alborotadas que quiere mojar el churro y que siente celos por tonter√≠as, por mucho que quiera estar con Sabrina toda su vida.

Es m√°s, tambi√©n es el responsable de arruinar el bautismo sat√°nico de Sabrina… porque nuestra Sabrina no ten√≠a las dudas sobre qu√© camino escoger que tanto se muestran en la serie.

Riverdale y Greendale

Riverdale y Greendale están mucho más unidos en el cómic que en la serie, haciendo el mundo de Archie Cómics mucho más completo. Verónica y Betty tienen un papel primordial en arruinar la vida de Sabrina, y están más metidas en la magia oscura que lo que nos imaginamos.

Relación entre Riverdale y Greendale

Y t√ļ, ¬Ņte esperabas estos cambios en la historia de Las escalofriantes aventuras de Sabrina?

Puedes comprar el cómic de Las escalofriantes aventuras de Sabrina en Amazon.

4/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.