5 razones para ver Una serie de catastróficas desdichas

Crítica de Una serie de catastróficas desdichas

Una serie de catastróficas desdichas ha llegado a su final, tras tres temporadas que se han pasado volando. Lo cierto es que estoy sorprendida, porque pocas veces se ve en una serie que sepan pararla cuando es necesario de verdad, y no cuando la gallina de los huevos de oro ha dejado de cacarear.

La historia de los Baudelaire ha sabido terminar exactamente cuando debía hacerlo, haciendo que nos llevemos un buen recuerdo de las aventuras y desdichas de estos tres hermanos, en vez de hastiarnos con capítulos de relleno.

Y es que Una serie de catastróficas desdichas ha sabido mantener la calidad en estas tres temporadas, sin perder el ritmo en ninguna, para contarnos una historia que merece mucho la pena ver.

Por eso, si todavía no te has animado a dar una oportunidad a esta serie, te doy 5 razones para ponerte Netflix y empezar a hacerlo.

Neil Patrick Harris

Sin duda, una de las mejores cosas de esta serie es el papelón que se monta Neil Patrick Harris como el Conde Olaf. Y es que el Conde Olaf no es un personaje fácil de representar, y Jim Carrey dejó el pedestal bien alto con su actuación en la versión para el cine que tuvo la historia de los Baudelaire.

Olaf es un personaje intrínsecamente malvado, pero a la vez es penoso. Y es penoso en todos los sentidos, pero sin perder nunca esa esencia tan malvada que le caracteriza.

Razones para ver una serie de catastróficas desdichas

Es un personaje muy difícil de interpretar. Tienes que meterte en el papel, creértelo por completo. Y Neil Patrick Harris lo consigue, con una actuación que es toda una delicia de ver en estas tres temporadas.

La metanarrativa

Una serie de catastróficas desdichas es básicamente un juego de metanarrativa. Un juego en el que o nos metemos de lleno para entender la historia o no la disfrutaremos.

Porque la historia de los Baudelaire es contada por Lemony Snicket (Patrick Warburton), que a la vez es un personaje activo en toda la trama y el pseudónimo que usó el autor para firmar esta serie de libros.

Metanarrativa en Una serie de catastróficas desdichas

De esta forma se crea un espacio temporal que se va desarrollando por sí sólo, aunque al principio cueste un poco situarse y saber qué está pasando.

Sin duda, la forma en la que llevan esta metanarrativa es de las mejores cosas de la serie, bien heredada de los libros.

Una historia corta llena de detalles

Sinceramente, estoy en un momento de mi vida donde empezar una serie que vaya a durar años y años ya me cuesta. Y más si empiezo cuando ya lleva más de cuatro temporadas en antena y sabes que no vas a ser capaz de dejarla, por mucho que pierda su esencia desde el segundo capítulo.

GIF sobre Una serie de catastróficas desdichas

Pero con Una serie de catastróficas desdichas no ocurre así, porque nos saben contar una historia de lo más completa y redonda en el tiempo justo. Y sí, admito que me hubiese gustado ver un final más cerrado… Pero creo que la serie ha sabido captar su esencia hasta el final, nos guste o no.

Los Baudelaire

Los hermanos Baudelaire, Violet (Malina Weissman), Klaus (Louis Hynes) y Sunny (Presley Smith), son los protagonistas de esta historia. Tres niños a los que es imposible no pillar cariño, y que representan la lógica dentro de un mundo de adultos lleno de momentos absurdos e irresponsabilidades.

Escena de Una serie de catastróficas desdichas

Los Baudelaire son los ojos a través de los cuales veremos cómo el mundo adulto se desmorona bajo la visión de un niño. Tres personalidades muy complementarias que nos llevarán de la mano para entender cómo a veces los adultos podemos ser más injustos de lo que deberíamos, y muchas veces sin darnos cuenta.

Los números musicales

Otra cosa que tiene Una serie de catastróficas desdichas es que está llena de momentos musicales. Y en estos momentos quién destaca es, obviamente, Neil Patrick Harris, que demuestra una vez más que es un actor de lo más completo.

Eso sí, estos números se disfrutan sobre todo en la versión inglesa. Tristemente en la versión española lo que producen es dolor de cabeza.

Críticas anteriores de esta serie

¿Te ha gustado esta serie? ¡Recuerda que puedes recomendarme cualquier cosa a través de mi Instagram @Claraformo!

3.5/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.