Cómo jugar a Abalone

¿Recuerdas ese capítulo de The Big Bang Theory donde Sheldon Cooper juega a un ajedrez 3D y tú piensas “ojalá encontrar un juego tan llamativo”? Pues bien, jugando a Abalone me he sentido un poco como con ese ajedrez 3D, por mucho que no se parezcan ni remotamente.

Si tenemos que compararlo con un juego más tradicional, Abalone se parecería sobre todo a las damas más que a un ajedrez. Eso sí, sería unas damas con bolitas brillantes y llamativas que se mueven de una forma curiosa y muy divertida.

¿Te animas a conocer este juego en profundidad?

¿Qué es Abalone?

¿Qué es Abalone?

 

Buscando información sobre Abalone he descubierto que más que basarse en las damas, se basa en los luchadores de sumo. ¿Por qué? Porque los sumo sacan a sus contrincantes a base de empujones, y eso es precisamente lo que hace este juego de mesa con sus jugadores.

Diseñado para jugar dos personas, cada uno tiene sus “canicas” de color blanco o negro con las que tendrá un objetivo claro: expulsar seis “canicas” del contrario del tablero para ganar la partida.

Pero no es tan fácil como parece, ya que hay que pensar muy bien la estrategia y cómo se va a mover el jugador contrario en cada ocasión. De esta forma se crea un método de juego que, por este motivo, me recuerda al ajedrez o a las damas: tendremos que pensar muy bien cómo movernos, ya que cada paso cuenta.

¿Cómo se juega a Abalone?

Para jugar a Abalone lo primero que tienes que tener en cuenta es el objetivo: expulsar del tablero seis “canicas” del contrario. Esto se hace desplazándote, lo que hace que empujes las “canicas” de tu adversario.

Para moverte tendrás que tener en cuenta otras dos cosas: sólo puedes desplazar un máximo de tres “canicas” juntas y tienes que tener más “canicas” juntas que las que tiene el adversario; es decir, si tiene cuatro seguidas tú no podrás desplazar con tres.

Con estas sencillas normas es cómo vas desarrollando tu propia estrategia, pensando detenidamente dónde tienes que poner cada una de tus “canicas” para que no te empujen fuera del tablero y para, a la vez, conseguir echar las del contrincante.

Mi opinión sobre Abalone

He de admitir que he disfrutado mucho jugando a Abalone, por mucho que me cueste ganar una partida y tener que pensar muy bien cada paso que hay que dar.

Me trae recuerdos de la infancia, de tiempos jugando a las damas, y es que su estilo recuerda un tanto a eso. Si te gustan este tipo de juegos de mesa, sin duda Abalone tiene que estar entre los que tienes que probar porque te encantará.

Es de esos juegos que cada cierto tiempo apetece echar una partida, por lo que es muy recomendable tener alguna de sus versiones en casa por si en algún momento nos apetece jugar.

Sin duda, recomiendo darle una oportunidad a Abalone. A mi me ha sorprendido para bien, siendo un juego que recomiendo a todo el mundo. Puedes encontrar este juego de mesa en Amazon.

4/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.