Crítica de Big Fish and Begonia
 
Título: Big Fish and Begonia
Año: 2016
Directores: Xuan Liang, Zhang Chun
Género: Animación, fantasía
 

Lo mejor de la animación es que da cabida a historias que, de otra forma, no podrían ser contadas. Ese es el caso de Big fish and Begonia, una historia que sorprende, que atrapa y que deja con una sensación difícil de explicar con palabras.
 

Chun vive en un mundo separado del humano, pero ha llegado la hora de pasar el rito de iniciación e ir a nuestro mundo. Durante 7 días vivirá como un delfín rojo entre nosotros, pero el último una desgracia hará que tenga que ser salvada por un joven humano. Atormentada por el acto del humano, Chun romperá todas las reglas para devolverle el favor.

Escena de la película Big Fish and Begonia
 
Con una historia con ciertos toques a La Sirenita, pero que en el fondo nada tiene que ver, Big fish and Begonia muestra todo un mundo de fantasía creado al detalle. Recuerda un poco a El viaje de Chihiro, porque en ambos films se nota que han puesto mimo al mundo de dioses que han creado.
 

Da igual la parte, el dios o el argumento, porque disfrutaremos como niños de ese mundo donde todos son uno con la naturaleza. Además, lo interesante de la historia es que nos cuenta una mitología de lo más enrevesada, pero lo hace de tal forma que no nos perdemos en ningún momento.

Parte de Big fish and Begonia de Netflix
 

Big fish and Begonia trata una historia que no se puede tachar de amor. Más bien habla del karma, del perdón y de las compensaciones. Esto, envuelto maravillosamente en un mundo que únicamente podremos disfrutar en este film, hace que sea algo memorable y original que seguro que todo el mundo disfrutará.

Crítica escrita por Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.