Crítica de Campamento alienígena

Resulta sorprendente ver cómo Netflix es capaz de sacar programas y películas que es una delicia ver, y luego ponernos en la cara algo como Campamento alienígena.

En general estamos ante una idea mal ejecutada y sin alma, que intenta beber de aventuras icónicas como Los Goonies pero a lo millenial hasta quedarse en un film vacío que entretiene, pero sólo un rato. Vamos, una película de esas de fin de semana para echarse la siesta.

Sin duda, estamos ante otro de los intentos fallidos de la gran plataforma de streaming, que a veces saca verdaderos aciertos y otras no fallos garrafales.

Escena de Campamento alienígena

Por qué no merece la pena ver Campamento alienígena

La historia nos narra la aventura de cuatro niños muy dispares que se conocen en un campamento de lo más peculiar. Lo que empieza como una historia con toques de humor normal se transforma de pronto en una aventura descabellada donde los niños tendrán que salvar a todo el planeta de una invasión alienígena.

El problema es que toda la historia está llena de un humor casposo que no hace ni pizca de gracia. Intentan evocar la nostalgia, con esa manía de “si esto funcionó, esto también puede hacerlo”, y lo que consiguen es precisamente una historia que se pierde por todas partes y en prácticamente todos sus aspectos.

Lo que más se salva de Campamento alienígena es precisamente la actuación de sus protagonistas. Estos niños actores consiguen demostrar parte de su potencial, a pesar de estar ante un guión plano que les hace decir frases sin sentido que aplanan por completo lo que significa estar en la prepubertad.

Análisis de Campamento alienígena

Y es que Campamento alienígena decide que todos los personajes que aparecen en el film se conviertan en clichés, empezando por supuesto por estos cuatro protagonistas: Alex (Jack Gore), el niño nerd, el papel de Alessio Scalzotto que hace de maduro pero delincuente, ZhenZhen (Miya Cech), la callada que oculta más de lo que parece y Dariush (Benjamin Flores Jr.), el que supuestamente tiene que hacer de ‘gracioso’ del grupo.

Sinceramente, no hay por dónde coger a esta película. En cuanto empezaron los chistes malos mi cerebro desconectó, y sigo sin saber muy bien si pretende ser una película para niños o para adultos que añoran la nostalgia de su infancia .-aunque me decanto más por esta segunda opción -.

Independientemente de esto, no deja de ser un intento fallido se mire por donde se mire. Sólo se salva por esos cuatro niños que intentan darlo todo y por una ambientación que no está del todo mal, sobre todo en lo que a efectos especiales se refiere.

Protagonistas de Campamento alienígena

Está claro que es una película para pasar el rato y poco más. Puedes desconectar del día a día viéndola, pero te olvidarás de ella en cuanto la termines. Aun así, Netflix ofrece otras muchas más opciones a las que le daría una oportunidad antes que a esta.

Eso sí, esas imágenes finales después de salvar el mundo… son tan absurdas que incluso llegan a hacer gracia. Al contrario que todo el film, vaya.

¿Qué opinas tú de Campamento alienígena?

1/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.