Cartel de Cats

“No sé lo que estoy viendo”. Eso fue lo primero que pensé al ver la primera escena de Cats, y después de eso sólo pudo ir a peor. ¿Nos encontramos ante una de las películas más horribles del año? Sin ninguna duda, pero es tan mala que merece la pena verla sólo por ver a quién se le ocurrió llevar al cine algo como esto.

Escena de Cats

Opinión sobre la película Cats

Empecemos por la historia: Victoria (Francesca Hayward) es una gatita que acaba conociendo a una extraña comunidad de gatos que una vez al año eligen al “mejor gato”, al que se le da una oportunidad de empezar una nueva vida… No he visto el musical de Cats, pero sinceramente nada de la trama parece tener algo de sentido.

A esto se le junta que básicamente estamos ante una película que lo único que hace en prácticamente todo el film es presentar a un gato, y luego a otro, y luego a otro… Cada uno hace su show, mientras tú te vas horripilando más con cada escena que pasa.

Pero si duda lo que hace que Cats sea tan sumamente siniestro son sus efectos especiales. Convertir a todos sus personajes en esos seres antropomórficos ha sido un error garrafal, que hace que todas las escenas que ves parezcan un malgasto de dinero alucinante.

Efectos especiales de Cats

A eso se le añade el hecho de hacer a todos estos gatos con curvas y cargados de erotismo, como si de un paraíso furry se tratara. Durante todo el film se restriegan, retozan, actúan… Y tú en lo único en lo que puedes pensar es que estás viendo a gatos que – además de andar muy muy raro porque actúan/bailan – tienen cara de persona.

Sin olvidar claro está la aparición magistral de otros animales a los que también han puesto caras humanas. Si los gatos te causan una mezcla entre horror y risa, ver a cucarachas y ratas con caras humanas es lo mejor/peor de todo el film.

Cuando ves Cats te preguntas seriamente cómo han conseguido convencer a tantas caras conocidas de participar, y qué pensarán al ver el resultado final.

De todos estos hay cuatro actuaciones que merecen una mención especial: Por un lado Ian McKellen metido de lleno en el papel de gato y vivéndolo por completo, Judi Dench haciendo de jefa de los gatos y con una expresión de que parece todo lo contrario, Taylor Swift salvando un poco la situación con la actuación más sexual de todas e Idris Elba haciendo de un gato con abrigo y, al quitárselo, estar hecho de tal forma que parece un gato más desnudo que el resto de los gatos – lo que es realmente incómodo de ver -.

Mencionar también los momentos en los que ponen a Judi Dench tumbada en el sofá en una pose juguetona y tú no puedes evitar pensar que por qué le están haciendo algo así a una señora de 85 años.

Judi Dench en Cats

A pesar de ser un completo horror – y eso que admito que yo tenía esperanzas puestas en este film – admito que me he reído como hacía tiempo que no me pasaba. Es tan tan mala que no dudo que se va a convertir en una película de culto con el tiempo.

Los astros se han alineado para darnos a los fans de las películas malas un film que tiene todo lo que necesita para ser un desastre en taquilla pero triunfar una noche de chupitos con los amigos.

¿Es Cats un desastre?

Cats es horriblemente fantástica en muchos sentidos

Tan mala que le da la vuelta y se vuelve buena
5/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.