Cosas que quiero decir sobre Embrujadas ahora que la he terminado

Cosas que quiero decir sobre Embrujadas ahora que la he terminado

Cuando era pequeña me encantaba sentarme frente a la televisión y ver Embrujadas. Por esa razón, haberle dado una oportunidad tantos años después me ha encantado. Y tengo que decir que después de ocho temporadas hay ciertas cosas que quiero decir sobre Embrujadas.

Y es que, ¿Quién no conoce a las tres brujas que luchan contra demonios para proteger el bien? Marcaron a toda una generación, con una trama novedosa, llena de magia y que llegó a cientos de personas.

Cosas que quiero decir sobre Embrujadas

Cosas que quiero decir sobre Embrujadas

 

Todo esto hace que haya ciertas cosas que quiero decir sobre Embrujadas ahora que la he terminado, después de verme sus ocho temporadas casi del tirón. Si os animáis a verla de nuevo o verla por primera vez, eso es cosa vuestra, pero os admito que no me arrepiento para nada de haberla vuelto a ver.

Sin duda, una serie muy bien hecha que no pierde su encanto a pesar de los años, pero de la que hay cosas que quiero comentar tras verla con tantos años de diferencia entre mi primer visionado y este segundo.

Una trama que engancha…

Sin duda, Embrujadas tiene una trama que engancha. Es divertida, amena e interesante. Sus capítulos se pueden ver salteados, pero realmente tienen una continuidad y una trama que hacen que quieras ver temporada tras temporada.

Sin duda para mi la mejor temporada de todas fue la sexta, cuando aparecen por primera vez los hijos de Piper (Holly Marie Combs). Si las temporadas anteriores tenían una muy buena calidad, esta ya se supera.

Es más, no me extraña que haya sido la temporada que más recuerde. Y es que aun me sorprende que haya capítulos que prácticamente me se de memoria.

… Y se desinfla en sus dos últimas temporadas

Pero, tristemente, después de esa sexta temporada tan buena la serie se desinfla levemente. Sigue teniendo calidad, pero ya no es como antes. Pierde cierto encanto, y no se siente igual que las primeras temporadas.

Si la séptima es medio medio, la octava ya es lo más descafeinado que podían hacer con las Embrujadas. Así que sí, una de las cosas que quiero decir sobre las Embrujadas después de verla es que las dos últimas temporadas no tienen nada que ver con las anteriores.

Toda una pena, pero que aun así no hace que se enturbie la imagen general que queda al terminar la serie.

¿Quiénes son las Embrujadas?

Personajes inolvidables

Y esto se consigue gracias a unos personajes inolvidables, sobre todo a esas tres hermanas coprotagonistas que muestran muy bien la disparidad de caracteres y cómo se compenetran entre ellas.

Prue, Piper y Phoebe empiezan el camino y muestran lo lejos que puede llegar la serie, pero es la llegada de Paige lo que hace que de golpe la serie llegue mucho más lejos.

Y es que aunque Prue es un personaje inolvidable, Paige también consigue ocupar ese hueco y convertirse en un personaje memorable sin ningún problema. Es más, diría que es mi Embrujada favorita, ¡aunque me cuesta elegir!

Feminismo de los 2000

Una cosa que me hace mucha gracia de Embrujadas y me parece muy interesante de la serie es su forma de tratar el feminismo. En la serie conviven pensamientos que a día de hoy nos pueden parecer bastante arcaicos – no podemos olvidar que han pasado más de diez años -, pero sin duda las Embrujadas son un claro ejemplo feminista.

Conforme avanza la serie van dejando más muestras de su independencia, de su forma de ver el mundo y de sororidad, mostrando marcados mensajes feministas que chocan con otros pensamientos un tanto pasados de moda.

Esto hace que podamos definir la serie como un tanto «feminismo de los 2000»; se nota que está ahí, pero no como ahora.

Trama de Embrujadas

Marcó a toda una generación

La última de las cosas que quiero decir sobre Embrujadas es que me parece sorprende lo mucho que ha marcado. Cientos de personas enganchadas a la serie, que han crecido con ella.

Sin duda, es sorprendente que a día de hoy me siga acordando de prácticamente todos los capítulos, pero así es. Solo con eso, ya nos podemos hacer una idea de lo mucho que puede llegar a marcar una serie.

Sin duda, Embrujadas marcó a toda una generación y sólo eso ya es una buena razón para verla de nuevo.

4/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.