Cartel de De cita en cita
Que Netflix es capaz de sorprender hasta con sus realitys es algo que ya sabíamos. La temporada 2 de De cita en cita es una muestra perfecta de cómo se puede juntar el salseo con un tipo de reality más calmado que funciona a la perfección. ¿De qué va De cita en cita?

Mi opinión sobre la temporada 2 de De cita en cita

Igual que ocurría en la primera temporada, la temporada 2 de De cita en cita muestra a seis solteros y les hace tener cinco citas a ciegas con cinco personas distintas. Una vez terminen sus citas tendrán que decidir con quién quieren tener una segunda cita. Aunque sigue exactamente la misma premisa, hay algo que cambia entre la primera y la segunda temporada: mientras en la primera veíamos cómo se tenían citas al más puro estilo neoyorquino, la segunda nos sumerge de lleno en Nueva Orleans. Y es una maravilla que una serie – y, no olvidemos, una serie de citas – sea capaz de mostrarnos la intimidad de todas las personas que aparecen y hacer que con esta misma podamos conocer un poco cómo es Nueva Orleans. De las mejores cosas de esta serie es precisamente esto: cómo es capaz de, a través de sus protagonistas, mostrarnos cómo es una ciudad y cómo son sus habitantes. La temporada 2 de De cita en cita muestra las similitudes y las diferencias entre esa ciudad que es Nueva York y el ritmo que lleva Nueva Orleans; y poder conocer de una forma tan curiosa ambas ciudades es toda una delicia que recomiendo ampliamente. Nuevos protagonistas de De cita en cita Al igual que ocurría en la primera temporada, esta segunda está grabada con un cuidado de lo más especial. Los planos y el montaje hacen que nos encontremos ante una experiencia de lo más inmersiva y con una calidad sorprendente. Aun así, tengo que admitir una cosa: precisamente la calidad y el cuidado de sus planos hacen que la serie pierda cierto realismo. Estamos tan acostumbrados a ese modo rápido de los realitys, muchas veces de lo más natural, que sorprende encontrarse un reality que se molesta tanto en cuidar cada detalle. Ese cuidado hace que te plantees incluso cómo se han grabado los besos y hasta qué punto se tuvieron que sentir incómodos los protagonistas de la serie. Hay tanta naturalidad en sus conversaciones, fluyen de tal forma, que de verdad que no termino de entender cómo han conseguido hacer cada capítulo. Si Netflix decidiese hacer un “Cómo se ha hecho De cita en cita” lo vería de lleno, porque una de las cosas que más me intrigan de este reality es cómo han conseguido grabarlo y hacer que quede tan bonito y a la vez tan íntimo. Al igual que me ocurrió con la primera temporada, los capítulos de esta segunda me han enganchado de lleno. De cita en cita da la oportunidad de que sus protagonistas tengan conversaciones profundas e intensas, abordando temas que van desde el poliamor hasta el desamor. Toda una experiencia que demuestra, con la temporada 2 de De cita en cita, que se pueden contar historias reales y hacer realitys de una forma totalmente diferente a la habitual. ¿De qué va De cita en cita?  

Otros enlaces sobre De cita en cita

3/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.