Cartel de Duplicity

Lo admito: no es que me apasionen mucho las historias de espionaje y tramas de robos y secretos. A veces siento que una vez vista una ya tienes vistas todas, a excepción de películas de acción que han pasado a la historia por lo buenas que son.

Pero este no es el caso, porque Duplicity entra con creces en esas pel√≠culas que no te cuentan nada nuevo, y que no muestran nada original. Aunque entretiene, hace aguas por muchas partes, convirti√©ndose en una pel√≠cula m√°s de esas que entran al caj√≥n de “una vez vista, seguramente no la vuelva a ver”.

Protagonistas de Duplicity

Análisis completo sobre la película Duplicity

La historia nos habla de un amor extra√Īo entre Claire (Julia Roberts), ex agente de la CIA, y Ray (Clive Owen), ex agente del MI6. Si antes ya estaban enfrentados, ahora ambos entran a formar parte de una misi√≥n privada entre dos empresas enemigas que quieren en su poder un producto secreto que supuestamente cambiar√° el mercado para siempre.

Con esta premisa comienza una historia llena de enredos que, aunque no cuenta con escenas de tiroteos y de acción en sí, sabe mantener la intriga como toda película de espionaje que se precie. Eso si, esta vez las tornas cambian: no estamos ante buenos y malos, sino ante dos empresas millonarias que compiten entre sí.

El problema es que Duplicity, para mantener esa intriga hasta el final, crea una historia liosa que cuesta de entender y hace que desconectes en muchos puntos del film.

Análisis sobre la película Duplicity

Para mantener toda la intriga va dando saltos temporales al pasado, mostrándonos la tormentosa relación entre Claire y Ray, y cómo esta acabará desembocando en un final que muestra que, cuando se juega a tres bandas, siempre es fácil salir perdiendo.

El problema es que para mostrar esta faceta del mundo del espionaje y de las intrigas Duplicity no se lo pone nada fácil al espectador. Esos saltos temporales descolocan, y mucho, haciendo que la trama pierda ritmo y que al final no te quedes ni con la cara de los personajes ni qué pasa realmente en las misiones.

Supongo que estamos acostumbrados a ver claramente que en una película de este estilo hay unos malos y otros que son un poco menos malos, pero en Duplicity no ocurre así: aquí es difícil entender la motivación de ambas empresas, que parecen prácticamente iguales, hasta un punto en el que no sabes de qué lado está cada uno, incluidos los personajes secundarios.

Escena de Duplicity

A todo esto se le a√Īade una relaci√≥n muy tormentosa, y en muchos puntos t√≥xica, entre los dos protagonistas: Claire y Ray. Esto hace que no podamos ver una conexi√≥n real entre ambos, ya que su qu√≠mica se basa pr√°cticamente por completo en toxicidad y desconfianza.

Esta relaci√≥n tiene sentido en la historia, pero lo cierto es que le hace perder bastante fuerza al film, ya que por as√≠ decirlo “no hay ninguno que se salve”.

En resumen, Duplicity es una historia de esas para pasar el rato. No aporta mucho, pero entretiene y consigue que te quedes hasta el final por lo menos para comprender la historia.

¬ŅMe recomiendas alguna pel√≠cula interesante?

1.5/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.