Reseña literaria de El mundo encantado de Ela

Hay libros que no me canso de leer por mucho que me sepa la historia por completo de tantas veces releída. No ocurre en muchas ocasiones, pero cuando pasa sabes que es una conexión especial con esa historia. Eso es sin duda lo que me pasa con El mundo encantado de Ela.

Aunque es un libro sencillo que leí por primera vez en mi infancia, tiene algo especial que hace que siempre me anime a leerlo de nuevo. Pero, ¿por qué? Precisamente es de eso de lo que hablaremos hoy.

Mi opinión sobre El mundo encantado de Ela

 

El mundo encantado de Ela nos pone en la piel de Ela. La joven recibió un “don” de un hada al nacer: el don de la obediencia. El problema es que este don es más bien una maldición, que hace que Ela no pueda tomar sus propias decisiones y se enfrente constantemente a peligros que surgen por tener que obedecer cualquier tipo de norma, por peligrosa que sea.

Al morir su madre, la vida de Ela se descuadra por completo. Desde entonces tendrá que hacer frente a hermanastras malvadas, escuelas de señoritas, ogros y un sinfín de aventuras.

En estas aventuras también se acercará a un príncipe de lo más peculiar, Charmont, entre otros personajes inolvidables.

De esta forma su autor, Gail Carson Levine, nos muestra una versión alternativa y mucho más profunda de La Cenicienta. Y tengo que decir que está tan bien hecha que realmente tardé en darme cuenta de que me encontraba ante una historia que ya había oído en otra ocasión.

El mundo encantado de Ela coge la historia ampliamente conocida y le da la vuelta, haciendo que toda ella adquiera una profundidad que se agradece notablemente.

Es inevitable no pillar cariño a los personajes de este libro, y es que todos están hechos con un mimo increíble. El autor plasma muy bien sus personalidades y sus evoluciones, haciendo que no sean los personajes planos de un cuento sino los de una historia con un trasfondo mucho mayor detrás.

Su protagonista, Ela, es un personaje lleno de luces y sombras que vamos conociendo muy bien conforme avanzan los capítulos. Es inevitable no pillar cariño a un personaje tan bien construido como el suyo, y no desear en todo momento descubrir si hay alguna manera de romper la maldición.

Todo esto unido a que nos encontramos ante una versión de Cenicienta – o CinderELLA – que nos habla también mucho de la obediencia como tal. ¿Cuándo debemos seguir las normas y cuándo saltárnoslas? Esa es una idea que circula por toda la historia, motivada por la imposibilidad de Ela a no obedecer.

Sin duda, El mundo encantado de Ela es un libro que disfruto ampliamente incluso ahora. Aunque lo leyese siendo pequeña, su historia llega tanto a adultos como a niños por lo bien construida que está.

Incluso tuvo su adaptación a la gran pantalla, aunque no se parecía excesivamente al libro.

Os animo a leer esta historia si os gustan los cuentos de hadas y estáis buscando una versión nueva y original.

¿Qué adaptación de La cenicienta te gusta más?

3/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.