Cartel de The end of the fucking world

Los dos años de espera han merecido la pena. Después de tanto tiempo por fin sale la temporada 2 de The end of the f***ing world, y lo cierto es que la segunda parte de la historia de James (Alex Lawther) y Alyssa (Jessica Barden) cumple las expectativas por completo.

¿Se casa Alyssa en la segunda temporada?

Análisis de la segunda temporada de The end of the f***ing world

Al igual que ha pasado el tiempo para nosotros, también lo ha hecho para la extraña pareja. Dos años más tarde, Alyssa está a punto de casarse y James está superando la reciente muerte de su padre.

Lo que ninguno de los dos se espera es que Bonnie (Naomi Ackie), la novia del hombre que asesinaron hace dos años, les sigue la pista para cobrarse por fin su venganza.

Con esta premisa empieza una segunda parte que, a través de este suceso, nos habla de la superación de miedos y traumas, de cómo nos estancamos en el pasado aunque no queramos.

Nuevos personajes en The end of the fucking world

Y por eso vemos a una Alyssa dispuesta a casarse, intentando huir de ese momento traumático que marcó su vida a partir de ese momento. Pero también vemos a James sufriendo sus propios traumas, cargando las cenizas de su padre sin poder soltarlas.

La aparición de Bonnie es una muestra más de cómo la temporada 2 de The end of the f***ing world quiere centrarse en cómo huimos de los miedos y renegamos de ellos para no enfrentarnos a la realidad.

Precisamente esta mayor profundidad de un tema como este es lo que ha hecho que la temporada 2 de The end of the f***ing world pueda competir bastante bien con la primera, a pesar de haber perdido el factor sorpresa y que muchos personajes geniales de la primera ya no aparecen.

Pero todo eso se apoya en una técnica increíble, tanto en la fotografía como en el montaje, la música y las actuaciones. Todo está mimado al detalle para crear una serie donde cada capítulo es un gustazo ver.

Los silencios y la música hablan mucho, y hay muchas escenas cargadas de simbolismo. Algunos de estos símbolos se van comprendiendo conforme avanza la historia, como James llevando las cenizas a todas partes como si fuera una carga pesada de la que no consigue desprenderse.

Crítica de la segunda temporada de The end of the fucking world

El capítulo más simbólico sin duda es el último, con planos cuidados al detalle para que la luz apunte al sitio indicado, las estatuas miren a otro lado y se digan cosas como “me he bañado, ahora me siento mucho mejor”. Todo es simbolismo puro para hablarnos de esos miedos que llevamos a todas partes sin poder librarnos de ellos.

Digna de alabanza es la actuación de Jessica Barden y Alex Lawther como Alyssa y James, dos personajes ‘rotos’ e incomprendidos que son difíciles de interpretar pero en los que saben meterse en la piel por completo.

Desde las expresiones faciales hasta la forma de andar, ambos actores consiguen transmitir perfectamente lo que representa la historia, demostrando lo bien que se les da y lo a gusto que se sienten actuando.

Sin duda la temporada 2 de The end of the f***ing world es una delicia, al igual que la primera. Una serie corta que es imprescindible ver.

Personajes de The end of the fucking world

Otros enlaces relacionados sobre The end of the f***ing world

5/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.