Cosas que quiero decir sobre Grimm ahora que la ha terminado

Análisis sobre Grimm

Grimm es la típica serie que conoces desde hace un tiempo pero nunca te has animado a ver, hasta que un día finalmente lo haces. Y entonces te tragas las seis temporadas de golpe y sin remedio.

Y hay que decir que no es una serieza, pero de alguna forma se le pilla cariño. Y por eso hay ciertas cosas que quiero decir sobre Grimm ahora que por fin la he visto entera.

Ya cada uno que decida si quiere verla o no, aunque sin duda un buen rato seguramente pase.

Argumento de la serie Grimm

Es esa mezcla entre CSI y Sobrenatural

Grimm es esa mezcla extraña entre CSI y Sobrenatural. Imagínate a los protagonistas de CSI teniendo un caso de asesinato pero que al resolverlo descubriese que es culpa de un monstruo, o a Sam y Dean luchando contra las criaturas sobrenaturales dentro del margen de la ley…

Pues eso es Grimm básicamente. Y, para que negarlo, esta premisa no aburre para nada. Porque siempre hay nuevos asesinatos por resolver, nuevos monstruos por conocer… y una línea argumental que va cobrando fuerza en cada temporada.

Protagonista de Grimm

Nick, eres un bocas

Creo que una de las cosas que menos me gustan de esta serie es precisamente su protagonista, Nick (David Giuntoli). No es que realmente se le pueda tener algo en contra, pero es como que le falta un poco de chicha. En algunos momentos queda demasiado plano.

Eso sí, lo que está claro de Nick es que es un bocas. Vamos a ver, tienes un don increíble, una caravana llena de información y un hombre lobo que te protege las espaldas en un principio, pero luego se añaden más y más personajes.

Y, ¿qué ocurre? Que a todos les enseñas esa maravillosa caravana. Y es normal que el destino de esta caravana fuese arder entre las llamas, vaya, si es que la hereda como un secreto familiar y ahí acaba entrando la prima, el panadero, la tía segunda y hasta el cartero.

Sinceramente Nick, no sabes guardar un secreto.

Personaje de Monroe en Grimm

Monroe es el mejor personaje de todos…

Lo mejor de esta serie es sin duda el mejor amigo del protagonista, Monroe (Silas Weir Mitchell). Ese Blutbad que acaba metido en todos los fregados sin comerlo ni beberlo, que es vegetariano, inocentón y que añade los momentos más cómicos a la serie.

Junto a Nick hacen el tándem perfecto, esa mezcla entre hombre serio que tiene un compañero gracioso pero que en el fondo es quien siempre le saca de todos los apuros.

La verdadera estrella de Grimm es Monroe, no lo neguemos.

Personaje de trubel en Grimm

O por lo menos hasta que llegó Trubel

O por lo menos era así hasta que llegó Trubel (Jacqueline Toboni) y puso todo patas arriba. Truvel es una mujer de armas tomar, una Grimm con un pasado oscuro que amplia aún más la familia postiza que acaba creando el protagonista.

Sin duda, es mi personaje femenino favorito, junto a Rosalee (Bree Turner).

Información sobre Grimm

A los guionistas se les va, y mucho

Una cosa que llama la atención de Grimm es que empieza como una serie más o menos simplona, pero que con el paso de las temporadas empieza a pillar un tono más y más oscuro.

Y llega un momento en el que te planteas seriamente quién es la cabeza que hay detrás, porque no es lo que era en un primer momento. Pero oye, ese giro en el tono general de la serie le viene de perlas, y hace que consiga mucha más calidad.

Crítica sobre la serie Grimm

La trama va in crescendo

Relacionado con el punto anterior, este cambio en el tono de la historia hace que sea una trama in crescendo (exceptuando la sexta temporada que es mejor obviarla).

De Grimm quieres más y más, porque cada temporada es mejor que la anterior. Y es alucinante que se pueda decir de ella que empieza como algo simple pero acaba convertida en una serie que incluso se atreve a tocar temas sociales, o situaciones mucho más turbias de lo que nos creemos en un primer momento.

Final de Grimm

HABLEMOS DEL FINAL

El problema es que todo se pierde en el final. En vez de irse a lo grande, la serie se desinfla en esa sexta temporada que parece hecha con desgana. La mitad de la temporada parecen capítulos de relleno, todo llega al final con demasiada rapidez, y el final… bueno, defrauda a más no poder.

Lo único que se salva es esa última escena donde podemos ver a los descendientes del Grimm más soso de Portland, y que parecen mucho más interesantes que su padre.

Vaya, una pena, porque no me importaría ver a los hijos de Nick Grimmes en acción.

¿Qué opinas tú de Grimm?

3/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.