Concursantes de Jugando con fuego

Aunque me resistí a La isla de las tentaciones, no me ha pasado lo mismo con Jugando con juego. Netflix ha sabido darnos el reality que todos esperábamos sin saberlo: una historia de lo más absurda, con la que echarse unas risas y con la que, sin saberlo, incluso aprendas alguna cosa.

¿De qué va Jugando con fuego?

Mi opinión sobre Jugando con juego

Imagínate juntar en una isla a personas de lo más promiscuas y ligones, acostumbrados a no tener relaciones serias ni querer nada largo con nadie. Imagínate ahora que les prohíben cualquier acto sexual y que, con cada cosa que hagan, irá disminuyendo un jugoso premio de 100.000 dólares.

Esta es la propuesta que trae Netflix con Jugando con juego, y el resultado es todo un acierto.

No es el típico reality con salseos. Sí, es un reality con salseos… pero con un objetivo. En Jugando con juego los concursantes aprenderán lecciones, mejorarán como personas y construirán relaciones más fuertes entre ellos y con sus parejas.

No es sólo juntarles y ver qué pasa, que también; Lana, el supuesto robot inteligente que todo lo controla, los vigilará en todo momento no sólo para evitar que se salten las normas, sino también para intentar hacer que mejoren a nivel emocional.

Durante todo el reality veremos los diversos talleres que les tienen preparados, con el objetivo de que aprendan a gestionar mejor sus emociones y a crear relaciones más estables. Todo Jugando con fuego es un recorrido para ellos, para que se sientan mejor consigo mismos y con los demás.

Concursantes de Jugando con fuego

Esto abre una puerta en el sector de los realitys, demostrando que no es necesario que se saque lo peor de todo el mundo para crear una historia que te mantenga enganchado y que te haga pasar un buen rato.

Admito que me he reído muchísimo con Jugando con fuego, y que me ha alegrado el fin de semana. Sus protagonistas, muy variados e iguales a la vez, consiguen sacarte una sonrisa con muchos de los líos en los que se meten.

A pesar de no verme nada identificada en ninguno de los concursantes, sus anécdotas y su evolución a lo largo de la serie hacen de Jugando con fuego un reality donde incluso acaban cayéndote bien sus protagonistas, a pesar de sus constantes liadas.

A esto se le junta un buen montaje, que hace que el reality gane bastante en calidad y admite todavía más el buen rollo que transmite.

Sin duda, os aconsejo que le deis una oportunidad a Jugando con fuego. Me he reído muchísimo, me ha hecho pasar un rato estupendo y sin duda me encantará ver una segunda temporada de esta serie.

Todo sobre Jugando con fuego

Instagrams de los concursantes de Jugando con fuego

 

¿Tienes curiosidad por ver qué ha sido de los concursantes de Jugando con fuego? Si te ha pasado como a mi, y has querido saber más sobre sus protagonistas, entonces ¡te ahorro la búsqueda!

En este enlace puedes conocer más de cerca a los concursantes del reality, por si te pica la curiosidad y quieres saber más sobre cada uno de ellos.

3/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.