Crítica de La llegada
Título: La llegada
Título original: Arrival
Año: 2016
Director: Denis Villeneuve
Género: Ciencia ficción
Hay veces que oyes hablar tan bien de algo que es normal que, al verlo, no te parezca para tanto. Sin duda eso fue lo que me ha pasado con La llegada, una película que sin ser para nada mala, no llega a ser lo que me esperaba.
La llegada es un film hecho especialmente para todos los que esperan algo diferente dentro del mundo de la ciencia ficción. Con un estilo muy humano, que no abusa de las explosiones ni de los efectos secundarios, nos cuenta la historia de esa lingüista (Amy Adams) que se enfrenta a algo totalmente nuevo en su carrera: traducir un lenguaje extraterrestre.
Opinión sobre La llegada
Con esta premisa la película nos muestra un punto de vista a la llegada extraterrestre al que no estamos acostumbrados. Más realista, más lento, y que deja lugar al drama y que hasta permite que pillemos cierto cariño a esos extraños “invasores”.
El problema es que la película se hace terriblemente lenta y, después de comer y con una banda sonora muy “zen”, dan ganas de cerrar los ojos y echarse una cabezadita. Si consigues pasar esta fase, podrás disfrutar de ella sin problemas.
Fotograma de La llegada
Lo único que me ha escamado es el final. Después de dar tantas vueltas a la necesidad de comunicarnos adecuadamente con los aliens, da la sensación de estar cogido demasiado por los pelos y hasta se hace innecesario el drama personal de la protagonista. En resumen, la parte que mezcla el pasado con el futuro hasta que sean una misma cosa podría haberse plasmado de otra forma.
Por lo demás, es un buen film, muy diferente a otras cosas que hemos visto, que es perfecto para disfrutar de este género de una forma diferente.
Escena de La llegada

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.