La nochebuena es mi condena: Yo no me esperaba esto

Cartel La nochebuena es mi condena

Quienes me conocen saben dos cosas claras sobre mi: no soy muy fan de las películas navideñas y es especialmente fácil hacerme llorar. Esto es lo que hace que, cuando una película de navidad consigue hacerme llorar, incluso me cueste hablar de ella. Y por eso hoy no despotricaré de La nochebuena es mi condena.

Porque lo cierto es que he disfrutado y llorado con esta película brasileña sobre la navidad, que tiene un rollo a lo Click que consigue transportarnos de lleno a la esencia de estas fechas.

PelĂ­cula La nochebuena es mi condena

OpiniĂłn sobre La nochebuena es mi condena

 

Jorge (Leandro Hassum) odia la navidad por un simple motivo: nació en navidad. Esto hace que todos los años sienta que su cumpleaños es un fastidio, y que lo único que quiera es que pasen rápido estas fechas.

El problema viene despuĂ©s de darse un golpe en la cabeza el 24 de diciembre. Cuando se despierta… ¡vuelve a ser navidad! La cosa es que no es la misma navidad que antes, ¡sino que ha pasado un año entero!

De esta forma, nuestro protagonista empezará a despertarse año tras año sin recordar quĂ© ha pasado el resto de 364 dĂ­as del año. Sabe que sigue viviendo, que sigue haciendo cosas… pero es incapaz de recordarlo.

Para Ă©l sĂłlo han pasado unos pocos y fastidiosos dĂ­as, pero para el resto de su familia la vida sigue.

Y ahí es donde entra la vena dramática de La nochebuena es mi condena. Nos encontramos con un film que quiere hacernos sentir lo típico de estas fechas: la importancia de valorar a nuestros seres queridos.

Podemos imaginarnos entonces qué es lo que va a pasar cuando alguien avanza en su vida año tras año sin disfrutarla, sólo pudiendo de disfrutar de un día al año con su familia.

PelĂ­culas para ver en navidad

Esto podrĂ­a hacernos pensar que La nochebuena es mi condena es una pelĂ­cula bastante predecible. Y, lo cierto, es que un poco sĂ­ lo es… ¡Pero sĂłlo un poco! Aunque sepamos cĂłmo va a ser y cĂłmo discurrirá, porque no aporta nada nuevo, sabe transportarnos muy bien por todo el viaje y crearnos un cĂşmulo de sensaciones al respecto.

Por esa razón, aunque no soy muy fan de las películas de la navidad, La nochebuena es mi condena ha sabido convencerme por completo. También tengo que admitir en este punto un dato: me flipan las historias que hablan de problemas temporales, sea cual sea el tipo.

Es por esto que no me extraña que La nochebuena es mi condena me haya gustado. Si a esto le juntas las dosis justas de lágrima fácil, nos encontramos ante una película que tiene todo lo necesario para triunfar en estas fechas y cumplir su cometido.

Todo esto hace que tenga que recomendar esta película brasileña de Netflix si estáis buscando películas para ver en navidad. Admito que me ha convencido de lleno y que, de momento, es de las que más me han gustado de todas las películas de navidad que estoy viendo para el especial navideño en el blog.

La nochebuena es mi condena es un film que funciona muy bien y que sabe jugar muy bien con la esencia de la navidad para transportarnos a estas fechas.

¿Cuál es tu película navideña favorita?

3/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.