Crítica de La tumba de las luciérnagas
Título: La tumba de las luciérnagas
Título original: Hotaru No Haka
Director: Isao Takahata
Año: 1988
Género: Animación, drama

 

Por mucho que me encanten las películas de animación, hay algunas que se me atragantan, y no consigo animarme a mí misma a verlas; eso me ha pasado siempre con La tumba de las luciérnagas. Da igual que sean de animación y hablen bien de ellas, las películas sobre la guerra me suelen costar.
Internet ha rendido homenaje estos días a Isao Takahata, recientemente fallecido, y durante días sus obras han rondado por la web y por mi cabeza. Por esa razón, me animé por fin a ver este film, y descubrí que estaba equivocada con todo lo que pensaba.
Razones para ver La tumba de las luciérnagas
La tumba de las luciérnagas habla de la guerra, y lo hace sin tapujos, pero no es la típica historia que hemos visto mil veces. Los protagonistas son dos hermanos que sufren la catástrofe de la guerra de cerca, pero la historia no se ceba en sus desgracias, sino que intenta mostrarnos valores positivos que florecen entre la adversidad. Sabemos desde el principio cuál es el final de estos dos hermanos, sabemos que nos encontramos ante una historia tremendamente triste, pero Takahata no usa el morbo para contarnos este drama.
Con una sutileza magistral, la guerra va pasando y con ella la vida de estos hermanos. Vemos cómo pasan de una vida acomodada a la absoluta pobreza, cómo el hermano mayor intenta por todos los medios tirar del carro para cuidarse a sí mismo pero, lo más importante, cuidar a su hermana pequeña; y también vemos cómo la pequeña va madurando a la fuerza, sin dejar nunca de perder del todo sus deseos infantiles, plasmados en unos simples caramelos de frutas.
Opinión sobre La tumba de las luciérnagas
Ellos son como las luciérnagas de la película: brillan con fuerza, pero su vida es muy corta. Iluminan con su buena voluntad en un Japón en tiempos de guerra, donde reina la desconfianza y la gente mira por sí misma porque si no sabe que no sobrevivirá. Ellos sin saberlo también se van llenando de estos sentimientos, pero lo importante para ambos sigue siendo el amor que se profesan.
La tumba de las luciérnagas es una historia corta que, narrada de una forma sencilla, nos muestra la guerra en Japón sin dejarse nada en el tintero. Me arrepiento de que se me haya atragantado durante tantos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.