Cartel de Los 100

Resulta sorprendente pensar que una serie que empezó su primer capítulo con unos adolescentes cruzando por un mundo radioactivo mientras sonaba Radioactive de Imagine Dragons de fondo se haya podido convertir en una serie bastante bien afianzada en la ciencia ficción actual.

Con las anteriores ya se notaba claramente, pero esta vez se ha atrevido a ir un paso más allá. La temporada 6 de Los 100 saca los pies por primera vez de nuestra querida Tierra para atreverse a viajar a lugares lejanos, con todo lo que eso conlleva.

Nueva temporada de Los 100

Análisis de la sexta temporada de Los 100

Con la aparición de un nuevo mundo entran en juego muchas nuevas facetas por explorar, e incluso se deja entrever que nuestro famosos terrestres podrían entablar relaciones con especies alienígenas, lo que iría más allá en el mundo de la ciencia ficción de la serie.

Pero la temporada 6 de Los 100 esta vez pone su mirada en esos humanos que han formado su propia civilización en otro planeta y que llevan años adorando a falsos dioses que los tratan como ganado.

De esta forma la serie se mete de nuevo con temas más polémicos, mostrando desde la ciencia ficción algunas situaciones que, aunque llevadas al extremo, parecen ser comunes en la forma de ser del ser humano.

Sin duda de estos capítulos me quedo con el papel de Eliza Taylor como Clarke y Josephine. Que después de tantas temporadas se atreva a abordar una nueva personalidad por completo, y que ambas jueguen a ser una y otra, demuestra que la actriz tiene más potencial de lo que pueda parecer.

Eliza Taylor en Los 100

Lo mismo ocurre con Lola Flanery en el papel de Madi, la ‘hija adoptiva’ de Clarke, que se pasa toda la temporada 6 de Los 100 luchando contra un Comandante malvado que está dispuesto a hacerse con el control de su cerebro. Y en su caso es todavía más impresionante, si tenemos en cuenta la juventud de la actriz.

Pero, volviendo al argumento, lo que está claro de esta temporada es que han decidido dejarse lo mejor para las siguientes: no sólo dejan a medias qué es esa anomalía, poniéndonos la miel en los labios sin que podamos saber más – estoy segura de que son aliens -, sino que además se habla de otros posibles planetas que podrían ser habitables y que, quién sabe, en algún momento se animen a explorar.

Lo que está claro es que cambiar de escenario ha sido todo un acierto para la serie. Mientras que, si todo el argumento seguía ocurriendo en la Tierra poco a poco iba a perder fuelle, este nuevo mundo ha ampliado sus horizontes a un límite bastante grande.

Crítica de la sexta temporada de Los 100

Está claro que Los 100 sigue siendo Los 100, con la esencia que lo caracteriza, pero también se puede notar un mejorable crecimiento con cada temporada que hace que te mantengas enganchado a pesar de todo.

Me gusta ver cómo una serie se reinventa y se atreve a mostrar algo diferente dentro de los parámetros que la caracterizan, y sin duda Los 100 lo hace. Eso sí, con la temporada 6 de Los 100 podemos notar esto todavía más.

¿Te gusta la serie de Los 100?

3.5/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.