Crítica de la película Los hombres que no amaban a las mujeres
Título: Los hombres que no amaban a las mujeres
Título original: Man som hatar kvinnor
A√Īo: 2009
Director: Niels Arden Oplev
Género: Suspense
 
Los hombres que no amaban a las mujeres fue un libro al que me cost√≥ engancharme. Empieza lento, tiene demasiada informaci√≥n y mucho que contar… pero el ritmo mejora cap√≠tulo a cap√≠tulo hasta que llega a engancharte con una historia que gana fuerza gracias a unos personajes bien construidos.
Tenía ganas de ver qué habían hecho con un libro tan denso como este, y lo cierto es que la adaptación ni me ha decepcionado ni me ha gustado: más bien me ha dejado fría.
¬ŅMerece la pena ver Los hombres que no amaban a las mujeres?
Tenemos esa misma historia, una trama que tiene todo para engancharte, pero la sensación que transmite no es la misma. La película también empieza lenta pero, al contrario que el libro, no consigue coger carrerilla cuando empieza a ser necesario.
El film podría haberse resumido mucho, haciendo una película entretenida en vez de un tochaco de tres horas que acaba por dormirte. Tiene escenas muy interesantes, y otras muy duras, pero ni eso consigue salvarla del aburrimiento.
Opinión sobre la adaptación de Los hombres que no amaban a las mujeres
A esto se le suman actuaciones que no terminan de convencer. Lisbeth (Noomi Rapace) es la √ļnica que est√° bien representada, pero el resto son s√≥lo una sombra de lo que realmente son; esto escama sobre todo cuando ocurre con uno de los personajes principales, Mikael (Michael Nyqvist). En el film es un personaje mucho m√°s aburrido y plano que en el libro.
Escena de Los hombres que no amaban a las mujeres
Es curioso, porque la película endulza partes que en el libro tienen más crudeza, mientras que otras decide dejarlas tal cual. Parece que ni ella misma sabe por dónde se tiene que empezar a acortar la historia, y por eso mismo profundiza en ciertos personajes mientras a otros los deja un poco de lado.
Lo que m√°s me ha molestado es el final. Aqu√≠ no nos encontramos con un Mikael traumado por una experiencia cercana a la muerte, ni con una familia Vanger que muestra c√≥mo todos son iguales. El t√≠pico “todos son felices menos Lisbeth” no engancha para ver la segunda parte de la historia.
Vamos, que no convence. Tiene todo lo necesario para ser una buena película dentro del género, y realmente no está tan mal, pero hubiese preferido ver otra cosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.