La maldición de las brujas: ¿Todo un clásico?

Cartel de La maldición de las brujas

Halloween es un buen momento del año para sentarse en familia y disfrutar de una película que recuerde a esta Noche de las brujas. Aunque a mucha gente esa época le recuerda a las películas de terror, yo me suelo decantar más por esas películas de toque más infantil que acuden a las aventuras para luchar contra brujas malvadas.

Un ejemplo de ello es la conocida Hocus Pocus (o El retorno de las brujas), pero en esta ocasión hablaré de otra que trata la misma temática pero es una aventura totalmente diferente: La maldición de las brujas.

Todo sobre La maldición de las brujas

Crítica de La maldición de las brujas

La maldición de las brujas nos habla de la aventura de un curioso niño, Lucas (Jasen Fisher), y su entrañable abuela. Después de años y años contándole aventurillas sobre lo peligrosas que son las brujas, el niño se verá cara a cara con un aquelarre entero que planea un malvado plan: convertir a todos los niños en ratas.

Con esta premisa empieza una historia que, aunque peca de lenta, tiene cierto encanto especial que hace que te tragues la historia hasta el final. Sobre todo va dirigida al público infantil, por lo que estamos ante una película que yo creo que hubiese disfrutado más hace unos años que ahora.

Aun así, La maldición de las brujas consigue que pases un buen rato y, lo más importante, transportar a una infancia no tan lejana donde hacían especiales de Halloween en canales infantiles. El film ha conseguido que recuerde todos esos años sentada frente al televisor viendo los especiales de la Noche de las brujas, y eso es algo que no se puede decir de todas las películas.

Pero hay que admitirlo, La maldición de las brujas no es una película especialmente buena. Tiene cierto encanto, un “nosequé”, que hace que la veas e incluso te saque una sonrisa, pero realmente ni las actuaciones, ni los efectos ni la historia hacen de ella una película de diez.

Escena de La maldición de las brujas

En este caso el toque añejo del pasado ha hecho que envejezca mejor, haciendo que sea una aventura tierna y simple perfecta para recordar viejos tiempos y disfrutar de la noche de Halloween.

En su defensa diré que acaba mejor de como empieza. Aunque al principio no hay nada que te enganche a ella, poco a poco te vas introduciendo en la aventura hasta que te terminas la película por completo.

Sobre todo gana puntos a partir de que Lucas, junto con un amigo del hotel, se convierte en ratón. Las aventuras de estos dos niños ratones que, junto a la abuela, se enfrentan a todo un aquelarre de brujas hace que la película gane bastantes puntos más.

No es una película para ver a menudo, eso está claro, incluso dudo que vuelva a verla en el próximo Halloween. Pero no me arrepiento de haberlo hecho porque, a pesar de sus defectos, me ha dejado un buen sabor de boca que sólo las aventuras de este estilo consiguen provocarme.

¿De qué va La maldición de las brujas?

Una historia sencilla perfecta para ver en familia en la Noche de brujas. ¿Quién dijo que era necesario pasar miedo?

¿Te gusta La maldición de las brujas?

3/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.