Opnión sobre la temporada 9 de Modern Family
 
Modern Family es una de las sitcom que más nivel tiene de la televisión. Con 9 temporadas ya en antena, sigue sabiendo mantener la frescura que la caracteriza desde el primer capítulo. Está claro que los personajes han evolucionado, pero nosotros lo hemos hecho con ellos.
Creo que parte del éxito de esta sitcom es saber mostrar con tanta naturalidad las familias del siglo XXI. Todos nos hemos sentido reflejados alguna vez con los personajes, y todos hemos relacionado en algún momento a uno de ellos con alguien de nuestra vida diaria.
Esta temporada no iba a ser menos, y de verdad que me sorprende que a día de hoy no haya ni una sola temporada de Modern Family que no me haya gustado. Aunque obviamente ha habido mejores, sigue manteniendo la calidad que ha hecho que miles de personas nos enganchemos al día a día de esta peculiar, y a la vez muy normal, familia.
Los personajes que llevan más tiempo asentados evolucionan, y esto se nota sobre todo en Alex (Ariel Winter), Haley (Sarah Hyland) y Luke (Nolan Gould). Mientras Luke se enfrenta al nuevo reto de qué hacer con su vida, Haley empieza a tener las cosas más claras e intenta ganarse un hueco en el mundo, siendo quizás el personaje que más ha cambiado a lo largo de todas las temporadas.
Tampoco debemos olvidar a Alex, que nos muestra su primer desamor y a la que sinceramente deberían dar un aire nuevo. Mientras antes era Lily (Aubrey Anderson-Emmons)  la que parecía la repelente de la familia, ahora es Alex la que cada día se vuelve más y más snob.
Pero de las mejores cosas de esta temporada son Lily y Joe (Jeremy Maguire). Los pequeños de la casa saben ganarse un hueco en la pantalla y, mientras los que ya conocíamos avanzan hacia la vida adulta, son otras caras las que entran en la niñez y en la pubertad.
Críticas sobre la temporada 9 de Modern Family
Modern Family es como la vida misma, y quizás por eso es tan difícil analizar cada temporada por separado. Al final son parte de un todo que ayuda a que nos sintamos unos voyeurs viendo crecer a los Pritchett.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.