Temporada 2 de Muñeca rusa: Mucho mejor de lo esperado

Temporada 2 de Muñeca rusa

Tenía muy pocas esperanzas con la temporada 2 de Muñeca rusa. No es que pensase que fuese a ser mala, es que la temporada 1 ya fue tan autoconclusiva que no entendía muy bien la necesidad de sacar una segunda parte.

Pero ya se sabe, que en esto del mundo audiovisual, hay historias acabadas que continúan e historias inacabadas que no tienen punto y final. En el caso de Muñeca rusa, ha tenido un segundo punto y final – quién sabe si quizás hay un tercero -.

Dicho esto, tengo que decir que me ha sorprendido para bien. Cierto es que he olvidado casi por completo la primera temporada, lo que ha hecho que me enfrente a esta segunda recordando que al final conseguía salir del embrollo temporal pero poco más. Si esto me ha hecho disfrutarla más, no lo sé, pero lo que está claro es que la serie puede verse de igual forma.

Mi opinión sobre la temporada 2 de Muñeca rusa

 

La temporada 2 de Muñeca rusa nos vuelve a poner en la piel de Nadia años después de ese suceso donde murió una y otra vez. Ahora su vida es normal, y sigue yendo a ver al otro viajero temporal que estaba en la misma situación que ella – aunque me quiere sonar que la temporada 1 acababa con que estaban en líneas temporales diferentes y, por tanto, no tiene mucho sentido que en esta segunda temporada estén los dos en la misma -.

La cosa es que Nadia descubre que uno de los trenes es capaz de transportarla al pasado, y en concreto a SU pasado.

De esta forma empieza un viaje que sobre todo se centra en ella intentando arreglar los follones de sus antepasados para conseguirse así una vida mejor en el futuro.

Y tengo que decir que este concepto me ha gustado mucho, ya que de nuevo Muñeca rusa nos vuelve a dejar una metáfora potente a través de una historia que combina el espacio-tiempo con cierto toque a videojuego.

Porque la temporada 2 de Muñeca rusa nos habla de cómo no podemos cambiar nuestro pasado, pero sí podemos abrazar nuestras raíces y aceptar que somos lo que somos gracias a lo que han hecho todas las personas que han hecho que estemos aquí ahora.

Todo eso representado en ese final, donde Nadia acepta a su madre como madre a pesar de todo, deja un mensaje muy potente que sin duda me ha gustado mucho de esta temporada.

Nunca imaginé que Muñeca rusa fuese a continuar así, pero me parece que ha sido un acierto. Todo esto ha hecho que incluso ahora tenga más ganas de ver con qué nos puede sorprender una serie así si se hace una tercera temporada.

Sin duda, una gran continuación que puede disfrutarse incluso sin haber visto la primera parte y que juega muy bien con los conceptos espacio temporales para darnos una historia entretenida, amena y muy bien construida a pesar de ciertos fallos de guion que al final se acaban pasando por alto para poder disfrutar de la historia por completo.

¿Te ha gustado Muñeca rusa?

4/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.