Cartel de ¿No es romántico?

Por todos es sabido que las comedias románticas son un cúmulo de clichés que además fomenta en la mayoría de los casos un amor tóxico y nada sano, desdibujando la realidad de lo que supone estar en pareja y lo que es el amor.

¿No es romántico? precisamente se ríe de todo esto: de los clichés de mujer patosa, de tener que tener una rival femenina y de buscar a tu media naranja como si las personas no estuviéramos completas sin una pareja perfecta.

Y, aun así, os admito que me ha dejado con sentimientos encontrados. Al final no deja de ser una comedia romántica que se ríe de las comedias románticas, pero que sigue siendo una comedia romántica. En ese sentido me convenció más Mejor… solteras que, aunque entraba dentro de la misma familia, se atrevía a decirnos que a veces vale más estar sola que mal acompañada, y llevaba esto hasta el final costase lo que costase.

Escena de ¿No es romántico?

Análisis sobre la película de Netflix: ¿No es romántico?

En eso ¿No es romántico? cojea. Al final no deja de ser la historia de alguien que no cree en el amor pero acaba creyendo en éste, y eso es una de las cosas que más pasan en las comedias románticas.

Lo bueno es que esta vez se le añade el importante mensaje de quererse a uno mismo, lo que nos indica que poco a poco son más las películas de este género que intentan mostrar puntos de vista más saludables dentro de sus películas.

Y no os equivoquéis: lo cierto es que he pasado un buen rato viendo ¿No es romántico?. Es una película sencilla que se ríe de los clichés al máximo: de la falta de diversidad, la idea de damisela en apuros, el cliché de amigo gay que nos ayuda a vestirnos… El film se ríe de todo esto, y a través del humor hace una crítica de todos esos detalles que llevamos viendo desde que somos pequeños en las películas de este género.

Crítica de la película ¿No es romántico?

Y quizás esto es lo que hace que te quedes un poco a medias. Se mojan mucho con este tema, mostrándonos la podrida esencia de muchas comedias románticas, pero no se atreven a zambullirse del todo. Eso es precisamente lo que falta: tener una idea y llevarla hasta el final pase lo que pase.

Pero ¿No es romántico? se queda a medias, convirtiéndose en una película entretenida con un punto de vista interesante pero que se olvida con facilidad, por mucho que nos la intenten vender como una idea innovadora.

Clichés en las comedias románticas

No esperéis mucho de ella y seguramente os guste más, aunque está claro que al final se ha quedado en un film decente tirando a mediocre cuando se podía haber sacado mucho más de este tema.

Pero bueno, está bien ver que cada vez son más las comedias de este género que intentan salir de esos cánones preestablecidos y de lo más tóxicos, por mucho que la mayoría se queden a medias. Algún día se darán cuenta de que no necesitamos que se rían de estos mitos románticos, sino que los desmonten.

¡Cuéntame qué opinas de ¿No es romántico?!

3/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

2 thoughts on “¿No es romántico?: Entre la parodia y la comedia romántica”

  1. Realmente, como bien dices, “¿No es romántico?” Cojéa y no acaba de llegar donde uno se espera que llegue. Con todo, en el equipo creemos que va un poco más allá de la típica comedieta romántica.

    Muy buena crítica (aplausos sonoros!!!)

    HemosVisto!

    1. Sí, ¡por lo menos se ríe de las propias comedias románticas y muestra algo diferente!Personalmente me quedo más con ‘Mejor… solteras’, me parece que capta más la idea de cambiar los clichés románticos.

      ¡Muchísimas gracias! Me alegra mucho saber que os ha gustado mi crítica 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.