Relatos cortos en Objetos frágiles

Hace algún tiempo comencé a leer un libro muy especial que recopilaba algunos relatos escritos por el autor Neil Gailman. En su momento escribí la primera parte, y por fin he tenido tiempo para continuar y terminarlo para así escribir la segunda.

Así que aquí tenéis por fin la parte 2 de Objetos frágiles, donde os hablo un poco de cada relato sin entrar mucho en spoilers para que podáis disfrutar por completo de una neilgailmanada en toda regla.

Recuerdos de familia y otros tesoros

Sin duda es la historia que menos me ha gustado de todo este conjunto. Y creo que no me gusta precisamente por cómo me perturba meterme en la piel y en la vida de dos personajes horrendos y malvados.

Al leer este relato sientes desagrado, y creo que eso es precisamente lo que quería causar Neil Gailman con su lectura. Pero se nota que al autor le gusta usar a Mr Alice, así que no es extraño verlo en otras ocasiones.

Los niños buenos merecen favores

Un relato que nos devuelve a la niñez con una historia cargada de música que dota de alma a los instrumentos de una forma sutil y muy fluida. Sin duda, lo mejor es la frase final.

Niñas extrañas

Aquí nos encontramos con pequeños fragmentos que nos muestran diferentes vidas, siendo una historia con un toque intimista que sabe transmitirnos mucho en sólo unas pocas frases.

Sin duda Neil Gailman es un maestro en dejar las mejores cosas para el final, y eso se nota también en Niñas extrañas.

Corazón de Arlequín

Tengo especial cariño a esta historia porque ya la conocía de antes. Corazón de Arlequín fue uno de los primeros relatos cortos de Neil Gailman que leí, así que tiene cierto encanto especial para mi.

Una historia de amor tétrica que cambia nuestra percepción de San Valentín y que sin duda es de mis favoritas de esta parte 2 de Objetos frágiles.

Escena de Corazón de Arlequín

Rizos

No voy a hablar demasiado de Rizos porque es un relato muy muy corto, pero esta lleno de sentimientos y cariño que se notan desde el minuto uno. Porque nos debemos el contarnos historias.

El problema de Susan

El problema de Susan coge una historia anclada en tu infancia, la de esos niños que encuentran la forma de llegar a Narnia, y le da un aire perturbador que hace que veamos Las crónicas de Narnia desde otro punto.

Instrucciones

Efectivamente, son instrucciones contadas por el propio Neil Gailman, que consigue que tengamos ganas de seguirlas para llevarnos de lleno a una aventura.

Mi vida

Una historia muy rara que juega con la incongruencia para hablarnos precisamente de una vida. No es de mis favoritas.

Alimentadores y alimentados

Este relato nos mete de lleno en una historia dentro de otra historia, porque es el protagonista el que nos cuenta qué fue lo que le contaron a él. De esta forma Neil Gailman juega con ese estilo tan suyo que mezcla la fantasía con lo más perturbador del ser humano.

Club del hipocondríaco

Básicamente una historia que habla de enfermedades inventadas hasta volvernos a nosotros mismos hipocondriacos.

Goliat

Esta historia plagada de ciencia ficción es otra de mis favoritas de la parte 2 de Objetos frágiles. Un relato con cierto toque a lo Matrix que nos hace plantearnos qué es real y qué no. Deliciosamente escrito.

Fragmentos de un diario encontrado en una caja de zapatos olvidada en un autobús de línea en algún punto entre Tulsa, Oklahoma, y Louisville, Kentucky

Me encantan las historias que empiezan con un detalle y cierran siguiendo ese punto. Creo que eso es lo que hace que los fragmentos de este diario tengan un encanto especial y disfrutemos con ellos como si realmente los hubiésemos encontrado en un autobús de línea.

Cómo hablar con las chicas en las fiestas

Admito que me ha defraudado lo corto que es. La culpa es de la película de How to talk to girls at parties, que pensaba que se basaba por completo en este relato. Pero no, porque sólo puso la semilla para lo que después sería el film.

Pero oye, eso no significa que el relato sea horrible. Está muy bien.

Escena de Cómo hablar con las chicas en las fiestas

El día de los platillos volantes

ME HA ENCANTADO. Y lo ha hecho porque precisamente muestra algo muy real que nos pasa a todos. Porque puede pararse el mundo, que a veces ni nos enteramos.

El pájaro del Sol

Un relato que juega con una gastronomía de fantasía para hablarnos de los peculiares protagonistas de esta historia, a los que acompañaremos a Egipto en su búsqueda de un pájaro muy especial… al que quieren comerse.

Inventando a Aladino

En serio, no me cansaré de repetir lo bien que se le da a Neil Gailman poner un final maravilloso a sus historias; cerrar con una sola frase todo un relato y dejarlo bonito. Sólo por esto ya consigue que nos enganchemos a lo que sea que nos cuente, y más si lo combina con Las mil y una noches.

El monarca de la cañada

Si te has leído American Gods te encantará saber que en esta recopilación podemos encontrar qué pasa con Sombra tras los sucesos ocurridos en el libro. Nada más que decir. Si has leído American Gods y te ha gustado, debes leerlo.

Y tú, ¿te animas a leer los relatos de Neil Gailman?

2 thoughts on “Objetos frágiles. Parte 2”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.