Raya y el último dragón: Una aventura bellísimamente hecha

Cartel de Raya y el último dragón

Llevaba ya bastante tiempo esperando la última entrega de Disney, Raya y el último dragón. Aunque no sabía mucho de qué iba, supe de su existencia bastante pronto y desde entonces le seguí la pista con ganas.

Y tengo que decir que, una vez vista al fin, ha cumplido mis expectativas por completo. Nos encontramos ante una película que visualmente está increíblemente bien hecha, pero que además cuenta una historia de lo más entretenida.

Aunque gana sobre todo a nivel visual, se acompaña de una buena trama que además deja más de una sorpresa por el camino y que incluso puede emocionar un poco.

Protagonistas de Raya y el último dragón

Mi opinión sobre Raya y el último dragón

 

Raya y el último dragón nos habla de un mundo dividido tras la desaparición de los dragones. Ahora solo queda la última esencia de uno de ellos y, cuando esta se rompa, el mundo volverá a estar sometido en un caos.

Cuando esto ocurre, Raya decide embarcarse en una misión por hacer que todo el mundo vuelva a la normalidad. Su objetivo es claro: encontrar al último dragón, que permanece dormido desde hace siglos.

De esta forma, comienza una aventura donde Raya encontrará al dragón y, juntas, buscarán cada una de las piezas de la última esencia para restaurar la paz, el equilibrio y echar a la fuerzas malvadas del mundo.

Y de esta forma se desarrolla un film lleno de aventuras que entretiene, embelesa por su buen hacer visual y que además tiene más de un mensaje importante.

Trama de Raya y el último dragón

Porque Raya y el último dragón destaca por el importante papel que tienen los personajes femeninos. Los tres personajes principales – protagonista, antagonista y dragona – son mujeres poderosas, a las que además no se les incluye ningún interés romántico.

Este film es una muestra más que demuestra cómo las cosas están cambiando y cada vez hay una representación más variada y real en las películas, incluidas en las de animación.

Esto también se demuestra al hablar de la tensión romántica presente entre la protagonista y la antagonista. Una tensión que incluso la dobladora ha demostrado que también cree real.

Está ahí, no se centran en ella pero forma parte de la historia, haciendo que en nuestra mente shipeemos mucho a estos personajes juntos. Y, aunque no se hable abiertamente de su sexualidad – tampoco es necesario para la trama -, que se deje intuir es un paso enorme en este tipo de películas.

Si en Ralph Rompe Internet ya fuimos muchos los que notamos esa “esencia bollera”, en esta queda todavía más clara. Se nota, se siente en el ambiente, pero está llevada de una forma muy natural.

Películas LGBT Disney

Por último, de Raya y el último dragón también hay que mencionar su mensaje. Aunque no es igual de potente que el que encontramos en otras películas Disney, sí está presente.

Y tengo que decir que, aunque no sea tan potente, su presencia también es importante. Porque la unión hace la fuerza, y eso es lo que nos muestra Raya y el último dragón, aunque nuestra protagonista necesite de una dragona muy chill para darse cuenta de lo cierto que es esto.

¿Has visto Raya y el último dragón?

3.5/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.