Razones para ver la serie Muñeca rusa

Admito que cuando empecé a ver Muñeca rusa no estaba del todo convencida pero que, con el paso de los capítulos, caí en las redes de una historia que es a la vez convencional y original.

La historia de Nadia (Natasha Lyonne),esa mujer atormentada por su pasado que muere una y otra vez el día de su cumpleaños, no es algo que no hayamos visto ya. Tenemos películas como El día de la marmota, o como Feliz día de tu muerte, pero Muñeca rusa consigue engancharte por el tono, unos personajes bien formados y una trama que sabe mantener la intriga hasta el final.

¿Todavía no has visto esta serie de Netflix? ¡Aquí tienes 5 razones para ver Muñeca rusa!

Bucles temporales en Muñeca rusa

Los bucles temporales

Lo admito: me pueden las historias que hablan de temas espacio temporales, y más cuando es un bucle temporal del que no se puede salir. Da igual que sea un tema usado una y mil veces, porque siempre acabo viendo y disfrutando este tipo de historias.

Nadia cae en un bucle temporal de lo más peculiar, que acaba pareciéndose cada vez más a un videojuego. Es precisamente este toque temporal el que le da a Muñeca rusa su esencia; no hay nada mejor que combinar teorías espacio temporales con personajes claroscuros a los que seguir los pasos.

Natasha Lyonne en Muñeca rusa

El papel de Natasha Lyonne

La reina de la serie es Nadia, interpretada por Natasha Lyonne. Se nota que se mete hasta el fondo en el papel de la protagonista.

Nadia es un personaje odioso y adorable a partes iguales. Una de esas personas a las que odiarías en muchos momentos, pero que no puedes evitar tenerle cariño.

Además, es un personaje fuerte con mucha profundidad. Cuanto más la conoces más la entiendes, pero no es el único personaje al que le ocurre esto.

Toda la serie está llena de personajes imperfectos. Y son esas imperfecciones las que vuelven tan real una historia que precisamente camina entre la realidad y la ficción.

Escena de Muñeca rusa

La duraciĂłn de los capĂ­tulos

Admitámoslo: a veces da pereza ponerse a ver una serie que tenga 23 capítulos y cada uno dure más de 45 minutos. Pero Muñeca rusa sabe durar el tiempo justo, e incluso produce la sensación de que llevamos más tiempo viendo el capítulo, a pesar de durar menos de media hora.

Si tienes poco tiempo y quieres engancharte a una serie de calidad, esta es una de las mejores razones para ver Muñeca rusa.

Escenas sangrientas en Muñeca rusa

Una reflexiĂłn sobre la vida y la muerte

Al principio de Muñeca rusa estás como Nadia: no entiendes absolutamente nada y sólo te dejas llevar. Pero eso cambia con cada capítulo, cuando empiezas a comprender qué está pasando realmente.

A pesar del tono gore y desenfadado en muchas escenas, Muñeca rusa es una serie que reflexiona mucho sobre la vida y la muerte. Sobre todo nos habla de esas heridas sin cerrar que vamos acumulando, de fallos, del perdón y de la necesidad de apoyarnos en los demás para avanzar.

Como digo, no es lo que parece en un primer momento, pero no tardas mucho en notar ese trasfondo.

Humor en Muñeca rusa

La tragicomedia

Muñeca rusa juega con la tragicomedia como le da la gana. No deja de ser una historia bastante dramática, pero la serie sabe sacar humor a través de la muerte para que todos los capítulos no tengan un tono excesivamente serio.

Una mezcla muy bien llevada y equilibrada que sabe darnos lo que buscamos en el momento exacto, adquiriendo un tono más reflexivo cuando es necesario y combinándolo con un humor ligero.

¿Te animas a ver Muñeca rusa?

4/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.