Recursos humanos: Me alegro de que exista

Cartel de Recursos Humanos

Que hayan sacado una serie basada en los monstruos que aparecen en Big Mouth me parece una fantasía que nunca me imaginé que fuese a hacerse realidad. Sinceramente, Recursos humanos ha sido de las mejores sorpresas de los últimos meses, y he visto los capítulos devorándolos igual de rápido que la serie de Big Mouth.

Pero, ¿tiene algo de parecido Recursos humanos con Big Mouth? ¿Son dos series que se pueden ver por separado aunque no lo creamos? De eso vamos a hablar en este artículo, aunque tengo que adelantar que me ha encantado esta historia.

Personajes de Recursos Humanos

Mi opinión sobre Recursos Humanos

 

Recursos humanos nos lleva a ese mundo donde habitan los monstruos que hemos conocido de forma habitual en Big Mouth. El gusano del amor, el monstruo de las hormonas, la gata de la depresión… Todos viven aquí.

Ahora imagínate que eso que hacen con todos los humanos es un trabajo, y además uno agotador de veinticuatro horas al día y siete días a la semana. Pues eso es lo que nos plantea esta serie con su primera temporada.

Todo esto hace que la serie sea una mezcla entre el humor absurdo y sexual de Big Mouth pero juntado con un tono más adulto e, incluso, con momentos gore.

Porque, al salirse de las hormonas de los preadolescentes en las que se centra Big Mouth, las posibilidades se amplían de una forma inimaginable, haciendo de Recursos humanos una serie mucho más adulta que toca muchos temas más.

Mientras que Big Mouth juega con la nostalgia, transportándonos a cómo nos sentíamos al empezar a crecer y no saber qué estaba pasando, esta serie sabe que ya somos adultos y hace que nos riamos de lo que nos puede llegar a pasar.

Juntando las tramas humanas con el hecho de que todos esos monstruos tienen que trabajar – con los momentos laborales que todo eso implica -, Recursos humanos se vuelve una serie mucho más madura e interesante.

Cada capítulo toca temas muy diversos, que van desde la maternidad y el hecho de sentirse malas madres hasta las adicciones – plasmadas en esta ocasión en los ángeles de la adicción -.

Y, si Big Mouth me encanta de por sí, tengo que admitir que Recursos humanos me ha gustado incluso más. Es inesperada, y eso hace que puedan ampliarse las posibilidades de una forma no infinita, pero sí bastante grande.

También seguramente se deba a que es fresca y original, pero también a que coge un tono mucho más maduro que nos hace juntar nuestras situaciones actuales con el humor de esos monstruos que nos controlan de una forma u otra.

Sin duda, os recomiendo ampliamente darle una oportunidad a Recursos humanos. Si os gusta Big Mouth, no os podéis perder esta maravilla que amplía muchísimo más ese mundo que se empezó a crear a través de unos chavalines entrando en la preadolescencia.

Estoy deseando ver más temporadas de esta serie, y estoy segura de que serán igual de entretenidas que esta primera temporada, tan original, fresca e inesperada como lo es Big Mouth.

¿Te gusta más Big Mouth o Recursos humanos?

4/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.