Cartel de The Boy 2

Qué rabia me da cuando una película decide hacer una segunda parte y hacerla mal. Y mucho peor cuando esta segunda parte no tiene absolutamente nada que ver con la primera, haciendo que todas las semillas que se plantaron en una estupenda primera parte acaben en la nada en la segunda.

The Boy: La maldición de Brahms no es que sea una mala película, simplemente es la continuación que no deberían de haber hecho después del giro de guión que hay en el final de la primera.

Así que sí, en esta crítica habrá algún que otro spoiler sobre la segunda parte de The Boy. Avisado queda.

Escena de The Boy 2

Mi opinión sobre The Boy: La maldición de Brahms

Jude (Christopher Convery) vive una vida normal junto a su familia, pero todo cambiará cuando se muden a un lugar prácticamente abandonado para olvidar un suceso traumático. El remedio será peor que la enfermedad, porque ahí será cuando se encuentren con el famoso muñeco Brahms, que se volverá inseparable del niño.

Ahí es cuando comenzará todo el sinsentido en el que han convertido la trama. Y es que The Boy: La maldición de Brahms tienen agujeros de guión que no se sostienen por ningún lado, haciendo que todo el poso que dejó la primera quede en la nada.

Y es que aquí deciden meter lo sobrenatural, cuando en la primera quedó claro que no había nada de eso en ninguna parte. ¿Qué sentido tiene que el muñeco de verdad esté maldito después de que literalmente lo mejor de The Boy era que no estaba maldito?

Crítica de The Boy 2

Es coger la historia, intentar cambiarla y, en vez de conseguirlo, hacer que se convierta en una película de terror más cuando con la primera consiguieron hacer algo que, aunque no era distinto, por lo menos te sorprendía.

Pero es que nada en esta película tiene sentido. ¿Quién es Brahms? ¿El muñeco? ¿Entonces cómo se llamaba el Brahms de la primera? ¿No era Brahms?

¿Qué pinta el señor que circula por el bosque en todo esto? ¿Por qué el perro no les cae bien si el señor está ayudando a ese muñeco malvado?

¿Qué es Brahms? ¿Por qué existe? ¿A quién se le ha ocurrido hacer esto? ¿Por qué creen que un Anabelle en chico va a funcionar?

Y así, bastantes preguntas más que se quedan sin respuesta porque no las hay, porque literalmente parece que hayan ignorado a medias la historia que construyeron en la primera para intentar pasar por encima con algo totalmente nuevo pero, tristemente, menos novedoso.

Brahms muñeco de The Boy

Es una pena lo que han hecho con The Boy: La maldición de Brahms. Han contado una historia que no tiene sentido, que se pierde y que entretiene a medias.

Toda una decepción para las personas que hemos visto la primera y esperábamos una continuación en toda regla, que nos contase quién era Brahms realmente, o qué pasó con su niñera, por ejemplo.

Hay tantas segundas partes que podrían haberse hecho de The Boy… Que es toda una verdadera pena que esta sea la opción elegida, porque puede resultar defraudante.

¿Has visto la primera de The Boy?

1/5
Imagen de Isabel Robleda
Isabel Robleda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.