Temporada 5 de The Circle: Sabe mantenerse interesante

Publicado el Por Isabel Robleda
Temporada 5 de The circle

Parece mentira que hayamos llegado ya a la temporada 5 de The Circle, pero así ha sido. La serie que encierra a varias personas en un mismo edificio y hace que todos se relacionen a partir de un perfil, falso o no, ha sabido mantenerse en la cresta de la ola para hacer que no perdamos el interés con el formato.

¿Lo siguen consiguiendo? Pues lo cierto es que sí. The Circle consigue sorprenderte en cada temporada, y hace que te plantees muchas cosas relacionadas con el comportamiento humano. Posiblemente ahí resida su éxito: te hace pensar mucho sobre la manera de relacionarnos, en cómo nos comunicamos unos con otros, y en qué buscamos a la hora de conectar.

Mi opinión sobre la temporada 5 de The Circle

Con la temporada 5 de The Circle no ha sido diferente y, a pesar de que la primera premisa diferente era que todos iban a estar solteros – por lo menos en apariencia -, al final esto se vuelve secundario porque la serie tiene otras cosas muchísimo más interesantes que ofrecer.

Desde la aparición de uno de los jugadores de la primera temporada, la presencia de una persona con sordera para reivindicar que cualquier persona puede participar en este tipo de programas y los dos jóvenes desconocidos entre sí haciéndose pasar por una señora de 50 años, la serie ha sabido darnos momentos muy interesantes y hacer que pensemos y reflexionemos sobre muchas cosas.

Sigue sorprendiendo cómo, a pesar de que los concursantes de ahora cuentan con la ventaja de saber la dinámica del juego, al final la mayoría se dejan llevar más por sus emociones y no por la lógica para puntuar y ganar.

Es sorprendente cómo al final el ser natural, incluso cuando tienes un perfil falso, es lo que más valoran los demás para puntuarte, volverte el influencer de la semana y darte poderes para elegir quién se queda y quién se va.

Eso sí, en la temporada 5 de The Circle sí se siente que al final del todo intentan pensar un poco con lógica. No es que no vea a quien ha ganado como un buen ganador, porque no es para nada así y creo que es bien merecido, pero sí es cierto que me esperaba que otros jugadores se llevasen el premio.

Que ganase me parece una muestra de cómo, al final de todo, intentan pensar con más lógica a quién puntuar para ganar, en vez de dejarse llevar por las emociones. Pero siguen primando en el resto de la temporada, y eso hace que una vez más la naturalidad vuelva a ganar frente a los perfiles que se sienten falsos para el resto de jugadores.

Me sigue sorprendiendo lo enganchada que estoy a este reality. A pesar de que hay capítulos que se hacen un poco pesados, sigue manteniéndose en la cresta de la ola y hacer una serie interesante que a la vez da mucho que pensar, sin dejar de lado los salseos que rodean a este tipo de series y realities.

Deseando ver qué nos depara la sexta temporada y con qué nos sorprenden entonces.

¿Has visto The Circle?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.